Agregar mi web
juegos xtreme la web de los juegos
juegos xtreme la web de los juegos
firstin ning red social
firstin ning red social

Gráficos:

El apartado gráfico con respecto a la anterior versión del juego se ha mejorado substancialmente. Ahora todo parece mucho más detallado y definido. El modelado de los coches también ha mejorado. Los vehículos utilizados para el juego son los modelos reales licenciados por sus respectivos fabricantes, y como tal, lucen una apariencia totalmente realista. Las dimensiones de estos vehículos son proporcionales con los diferentes escenarios. En esta ocasión se han empleado un mayor número de reflejos y efectos de iluminación, que aportan al juego una apariencia bastante espectacular.

Los escenarios transcurren dentro de circuitos urbanos todos ellos limitados por barreras y aunque están bien recreados quizás parezcan un poco vacíos. Durante el desarrollo de la carrera podemos abollar y perder piezas de nuestro vehículo, pero de una forma no muy realista. Los coches son bastante duros a los impactos, y realmente hace falta darles un buen golpe para que se pueda reflejar visualmente en la carrocería.

La sensación de velocidad ha aumentado, ahora todo parece ir más deprisa y fluido. El motor gráfico de Juiced parece que puede mover los coches y escenarios muy fácilmente, es muy extraño ver algún tipo de ralentización, aunque haya numerosos vehículos en pantalla o se produzcan grandes aglomeraciones y colisiones.

Como es natural existen diferencias entre las tres versiones del juego, una de las principales es el apartado gráfico. La versión menos afortunada es para la máquina de Sony, ya que su hardware es claramente inferior en este aspecto. En el segundo puesto podemos situar a Xbox, con algunas mejoras en cuanto a reflejos y nitidez en pantalla. También se aprecia una suavidad mayor, y una mayor tasa de imágenes por segundo.

La mejor opción gráficamente hablando, como no puede ser de otra manera, es la versión para PC. Si contamos con una tarjeta gráfica de última hornada podremos correr el juego a una resolución mucho mayor que las que se muestran para consola, aunque al fin y al cabo las diferencias con las versiones para consola no son tan grandes. Los requerimientos mínimos para jugar son Procesador a 1 Ghz, aceleradora gráfica con 32Mb, 2,6 Gb de memoria en el disco duro para la instalación y 256 Mb de RAM. El equipo recomendado es un procesador de al menos 2,8 Ghz, aceleradora de 256 Mb de RAM, 2,6 Gb de memoria en el disco duro, y 521 de RAM. Eso sin contar con la instalación obligatoria de DirectX 9c.

 

Música:

La banda sonora del juego es acorde con todo el mundillo que rodea a Juiced. Podemos encontrar desde temas cantados de Hip-hop, hasta otros tipos de canciones más fiesteras, que harán las delicias de los amantes del género de estos estilos musicales.

También tenemos la posibilidad de incorporar nuestros temas musicales mientras corremos gracias a las canciones que tengamos guardadas en nuestras listas de reproducción previamente. Una opción siempre de agradecer, por si la banda sonora del título non nos termina de convencer.

Sonido:

El apartado sonoro de Juiced está muy bien conseguido. Si disponemos de una Xbox o de un PC compatible con un sistema de sonido envolvente, podemos gozar plenamente de las capacidades de sonido del juego. Sin embargo, para la versión de PS2 nos tendremos que conformar con un discreto sonido Estéreo.

La calidad de las muestras de sonido es muy alta, podemos notar claras diferencias entre distintos tipos de motores y coches, el silbido del tubo de escape al aplicar el nitro, los aplausos y aclamaciones del público también están fielmente representados. El juego está completamente traducido y doblado al castellano, mi más sincera enhorabuena por este gran trabajo a la gente de THQ.

Jugabilidad:

El control del vehículo es uno de los aspectos que se ha mejorado notablemente respecto a la versión anterior. En la otra entrega el coche era demasiado sensible a los cambios y también era muy frecuente hacer trompos con excesiva facilidad. Ahora el control es más suave y progresivo, tenemos mayor dominio en las curvas, disponemos de un mayor margen de error. Aquí es donde las consolas ganan respecto al PC, ya que con el mando de control es mucho más fácil y divertido jugar que con el teclado. Las cosas cambian sin embargo, si disponemos de volante sea para la plataforma que sea el juego gana muchos enteros, y más en las pruebas de aceleración donde el cambio de marchas es crucial para ganar este tipo de carreras.

 

Las opciones de personalización del coche son casi infinitas. Según los desarrolladores del título se pueden obtener aplicando todas las piezas y partes disponibles para nuestro coche un total de siete con cinco billones de combinaciones diferentes de vehículos. Todas ellas repercuten directamente en el comportamiento de nuestro coche, haciéndolo más rápido y más vistoso.

Sin duda, donde reside la principal fuente de diversión es en el modo historia, ya que podemos ir formando nuestra propia banda o comprar nuestros vehículos favoritos. Si además de todo esto disponemos de conexión a Internet, podemos disputar carreras en línea con varios jugadores a través de la Red de Redes. Apostarnos nuestros ahorros y jugarnos el coche como en las carreras ilegales de verdad, son otras de las opciones más atractivas del juego online.

Requisitos:

PROCESADOR: Pentium III a 1 Ghz o AMD Athlon XP 1200+
RAM: 256 Mb
TARJETA GRÁFICA: NVIDIA GeForce2 o superior o ATI 8500 de 32 MB o superior
DISCO DURO: 2,6 Gb
DIRECTX: 9.0c o superior

 

Juego probado en:

Sistema1: Rendimiento: Fluido

WinuE (XP SP2)

Pentium4 HT 3.2 GHz

512 MB DDR 400 MHz

Sapphire Radeon 9550 256 MB AGP

Resolución: 1024×768